100 respuestas para entender la tecnología de la nueva radio  
 

 
     
 
Otros capítulos
Capitulo2   Capitulo3   Capitulo4  
 
índice
    Capítulo I. SONIDO Y RADIOCOMUNICACIONES
     El sonido, espectro radioeléctrico, modulación, antenas y transmisores...
 
Pregunta 2: ¿QUÉ ES EL SONIDO? Opinar
Opinar (7)
Imprimir
Imprimir
Cómo se produce. Ondas y vibraciones. Velocidad del sonido.

Primero hay que gatear para aprender a caminar. Y en estas preguntas iniciales del Manual vamos precisamente a eso, a gatear por los vericuetos del sonido. Sobre todo, porque las 100 preguntas de este texto responden, de un modo u otro, a las dudas más comunes que tenemos sobre la radio. Y la radio es, fundamentalmente, sonido. Él será nuestro incansable compañero de aventuras, al que grabaremos, editaremos y subiremos a una página Web. Por ello, antes de trabajar con el sonido, debemos conocerlo. ¡Aquí te lo presentamos!

 EL SONIDO

Poder hablar y escuchar es lo que más nos sorprende cuando todavía somos bebés. Balbuceamos en nuestra cuna, repite que repite, mientras nos reímos de nuestros propios ruidos. Incluso antes de nacer, el feto puede distinguir la voz de su madre entre la de varias mujeres. No en vano el oído es el sentido que más se desarrolla durante el embarazo.(1) Tanto que, cuando nacemos, lloramos en nuestro idioma. Los recién nacidos imitan en su llanto la melodía del idioma que han escuchado desde el vientre materno.(2) ¡Sorprendente!

SorprendidoYa en nuestra infancia, cuando pasamos de los 5 años, comenzamos a sentir la inquietud de entender todo lo que nos rodea. Es la etapa en que ponemos en apuros a papá y mamá con preguntas al estilo de Mafalda:
¿De dónde vienen las niñas?
¿Por qué suenan las campanas?

Los más curuchupas(3) responderán a la primera con el cuento de la cigüeña, mientras que otros acudirán a la semillita que papá puso en mamá. Para la respuesta del sonido de la campana no suelen ser tan imaginativos y remiten al diccionario.

http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Cool_kid.JPG

Sonido: del latín sonitus. Sensación producida en el órgano del oído por el movimiento vibratorio de los cuerpos, transmitido por un medio elástico, como el aire.(4)

Esta definición nos deja más confundidos que antes. Para salir del desconcierto, vamos a imaginarnos al sonido como si fuéramos niñas o niños de cinco años.

Los sonidos son vibraciones. Vibraciones que generamos con nuestras cuerdas vocales, con instrumentos musicales, o que se producen cuando los objetos se mueven o chocan entre sí, y que somos capaces de recibir con nuestros oídos e interpretar con el cerebro. Estas vibraciones aprovechan el aire para viajar de nuestra boca a los oídos de quienes nos escuchan. Pero, ¿cómo lo hacen?

El entorno que nos rodea no está vacío. En el aire hay millones de partículas: el oxígeno que respiramos, el dióxido de carbono que expulsamos, y tantas otras. Todas esas partículas que flotan en el aire se mueven con las vibraciones que emitimos al hablar y son el vehículo para que las palabras viajen de un lado a otro. Al igual que los aviones se “apoyan” en el aire aprovechando las corrientes, las palabras se van apoyando en las partículas que hay en el aíre para viajar de un lado a otro.

CUERDAS VOCALES

Los seres humanos, y casi todos los mamíferos, tenemos en la garganta cuerdas vocales. (5) Son músculos verticales que vibran al moverse, igual que las cuerdas de una guitarra. Si has tocado un instrumento de cuerda, verás que éstas, al ser “rascadas”, quedan vibrando un tiempo. Esas vibraciones son, precisamente, las que producen los sonidos.

Con nuestras cuerdas vocales sucede lo mismo. Las vibraciones que producen son amplificadas y moduladas en nuestro pecho y boca. Esta vibración mueve las partículas que existen en el aire las que, a su vez, hacen vibrar a otras partículas… y así sucesivamente hasta que llegan al oído.

El tímpano, uno de los elementos del oído, tiene la función inversa a las cuerdas vocales. Es una membrana que se mueve al ritmo de las vibraciones que recibe. Estos movimientos del tímpano son interpretados por el cerebro como sonidos.

Cada cuerda vocal es distinta. También lo es el pecho y el resto de nuestro cuerpo que actúa como caja de resonancia. Por eso, cada vibración es distinta, cada sonido diferente y cada persona tiene una voz particular.

Así hablamos y escuchamos. Más adelante, veremos cómo este perfecto sistema de comunicación con el que la naturaleza nos dotó fue copiado por el hombre para inventar la radio.

Domino
Para entender cómo viaja el sonido, es muy común compararlo con una piedra arrojada a un lago. Al caer la piedra, en el agua se forman unos círculos concéntricos que llamamos ondas.

También podemos compararlo con el efecto dominó. Ponemos de pie  todas las fichas, una tras otra, y al empujar la primera, ésta va golpeando a la siguiente hasta que todas caen.      

http://flickr.com/people/aussiegall/


De forma similar se comporta el sonido. La fuerza de la onda que generamos con cualquier vibración presiona las partículas del aire que están a su alrededor, que a su vez presionan a otras, hasta que llegan al oído y golpean el tímpano.

Los sonidos pueden generar tal fuerza y mover las partículas de aire con tanta presión que rompen hasta vidrios. Es la llamada onda expansiva que producen las explosiones. Cuando estalla una bomba, las ventanas de los edificios cercanos se quedan sin cristales. Es la fuerza del sonido moviendo el aire que le rodea con brusquedad y violencia. El paso de los aviones cerca de las viviendas produce un efecto similar. Si eso puede hacer el sonido con un cristal, imagínate cómo quedará el tímpano cuando un ruido tan fuerte lo alcanza.(6)

Si te das cuenta, estamos hablando de partículas que se mueven por el espacio. Por lo tanto, siempre tiene que existir un “apoyo” para que el sonido avance, sean las partículas del aire o de cualquier otro medio gaseoso, líquido o sólido. En el vacío, no se transmite el sonido.(7)
 

LA VELOCIDAD DEL SONIDO

Es una cifra que aprendemos en la escuela: el sonido viaja a 340 metros por segundo. (8) Aunque esta velocidad tiene algunos matices. Los 340 m/s corresponden a la velocidad del sonido en el aire cuando éste se encuentra a una temperatura de 20º grados centígrados. Pero, ¿y si variamos la temperatura? Sucederá lo mismo que si cambiamos el aire por agua. Cualquier variación del medio o de la temperatura provoca un cambio en la velocidad.

Por ejemplo, el sonido va más rápido a medida que la temperatura aumenta. (9) Igualmente, en los sólidos viaja más veloz que en los líquidos y en los líquidos más que en los gases. Cuanto más denso es el medio, más rápido viaja el sonido.

¿Recuerdas la típica escena de las películas del oeste cuando los ladrones pegaban la oreja a los raíles para saber si se acercaba su futuro botín? Kilómetros antes de la llegada del tren, los ladrones lo sabían, dándoles suficiente tiempo para preparar el asalto.

El sonido de las ruedas del tren, golpeando los raíles de metal, se escuchaba mucho antes que el ruido de la locomotora que viajaba a través del aire. En los metales, por ejemplo el acero, el sonido avanza a más de cinco mil metros por segundo, casi 15 veces más rápido que a través del aire.

Los seres humanos hemos logrado crear aparatos que viajan más rápido que el sonido, como los aviones supersónicos, capaces de romper la llamada barrera del sonido. Y ahora, veloces como estos aviones, pasamos a la siguiente pregunta.

▪ El cuerpo humano emplea para escuchar un espléndido equipo de sonido, el oído. Si quieres conocerlo al detalle, escucha el radioclip de Radialistas Apasionadas y Apasionados. http://www.radialistas.net/


▪ Explicación animada de cómo escuchamos el sonido de una campana. Cortesía de http://www.howstuffworks.com/ una interesante web con información acerca de cómo funcionan o trabajan cientos de utensilios que usamos cotidianamente.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player



Notas

(3) Término usado en Ecuador para referirse a las personas excesivamente conservadoras o cucufatas.

(4) Esta definición, y algunas otras, son tomadas del Diccionario de la Real Academia de la Lengua (R.A.E.)

(5) Según diferentes estudios, las jirafas son los únicos mamíferos que no tienen cuerdas vocales. Las aves, en cambio, tienen siringe con la que son capaces de emitir sonidos sin necesidad de cuerdas vocales.

(6) Interesantísimo video para que veas cómo las ondas sonoras son capaces de mover una copa de cristal hasta romperla. Experimento realizado por alumnos del MIT - Instituto Tecnológico de Massachusetts. http://techtv.mit.edu/

(7) Esto no significa que otras ondas no lo puedan hacer. Como veremos al estudiar el espectro electromagnético, la luz viaja en el vacío.

(8) Aunque realmente es un poquito más, entre 343 y 344 m/s. Corresponde a unos 1.234 kilómetros a la hora.

(9) Viaja 0,6 m/s más rápido por cada grado centígrado de aumento.

« Pregunta anterior Pregunta siguiente »
Estamos preparando un nuevo sitio para este año 2014.
Por eso, de momento, no estamos recibiendo opiniones.
Esperemos que a finales de enero de 2014 ya esté en
línea el nuevo sitio de Analfatecnicos con muchas sopresas.
Gracias y disculpa las molestias.

 



Buenísima explicación!!!
Mireia Hidalgo, BIONNIK, ESPAÑA.

 [responderle]



¿Cuál es la diferencia entre sonido y audio? y está bien dicho cuando decimos cualidades o caracteristicas del sonido cuando hablamos de frecuencia, amplitud etc. cuando en si para mi me parecen que son cualidades o caracteristica del audio. Aclarame por favor un abrazo inmenso estimando Santiago. gracias
Simon Alex Kana Alejo, PUNO PERU.


respuesta Hola Simón, tienes razón, está explicado en una de las preguntas del Manual. El audio sería un sonido convertido en electricidad, es decir, cuando la voz (sonido) se capta por un micrófono y se convierte en electricidad para trabajarla en una computadora, tenemos audio.
Saludos! Santiago García. Analfatecnicos.net



respuesta gracias por sacarme de la duda sigue adelante, Dios le bendiga.
Simon Alex Kan Alejo, JULIACA PERU.


 [responderle]



Muy interesante esta información y los ejemplos de demostración, seguiré investigando un poco por mi cuenta a ver si puedo aportar algo más de info.
Un saludo!
James Schmidt, MADRID.

 [responderle]



Es desde lo básico que se llega al conocimiento complejo. Muchas gracias por la información que se vuelve saber.
Manuel, CALI, COLOMBIA .

 [responderle]



Muy buena la demostración, agradecimientos a los investigadores, imposible no entender.
Julio Eduardo, VILLANUEVA CASANARE.

 [responderle]



Muy completo nos da la explicación mas detallada, sin dejar alguna duda, magnifico para cualquier nivel académico. 
Eduardo Silva Martinez, IRAPUATO, MEXICO.


respuesta Gracias Eduardo. Ese era el principal reto, que se entendiera todo este mundillo tecnológico.
Un abrazo!
Santiago García. Analfatecnicos.net


 [responderle]



Hola, me ha parecido super, este tema tan interesante sobre el sonido, en general, ha surgido el manual en hora buena.
Damaris Ramírez, ARMENIA, COLOMBIA.

 [responderle]





Manual para Radialistas Analfatécnicos - Santiago García Gago http://www.analfatecnicos.net - santiago@analfatecnicos.net
Web y Publicación realizada con el apoyo de UNESCO, Radialistas.net y Radioteca.net

Derechos Compartidos bajo una licencia Creative Commons, Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/3.0/es/

Lo puedes usar, copiar, difundir y hacer obras derivadas bajo las siguientes condiciones: Citando la fuente, es decir al autor que lo escribió y el nombre del texto.
No se permite un uso comercial de la obra. Si alteras o transformas el texto para generar una obra derivada, sólo puedes distribuir la nueva obra bajo una licencia idéntica a ésta, es decir, con derechos compartidos.

Todos los artículos, materiales, software o fotografías incluidas en el Manual o en el DVD-Kit y que pertenecen a otros autores tienen sus propias licencias
de distribución. Sólo están recopilados en esta obra con carácter divulgativo. Los que tengan algún tipo de derechos de autor o copyright
lo siguen manteniendo y no están afectados por la licencia Creative Commons con la que se ha publicado el Manual.