Manual para Radialistas Analfatécnicos
100 respuestas para entender la tecnología de la nueva radio
http://www.analfatecnicos.net
 
Pregunta 23: LA ONDA CORTA ES MUY CORTA? Imprimir
Imprimir
Vigencia de la Onda Corta, transmisiones en otras bandas.

Corría el año 2000. Después de casi dos horas de vuelo en una avioneta Cesna de 8 pasajeros, llegué a Maroa, una pequeña población al sur del Amazonas venezolano. Allí me esperaba el padre Antonio van Maanen, un entrañable sacerdote salesiano, llegado desde Holanda en las primeras expediciones misioneras a la selva latinoamericana. El objetivo de mi visita era instalar el radiocomunicador de HF que usaría el vocero comunitario de aquella población.

Dada la escasez de hoteles, aproveché la hospitalidad del padre Antonio. A las 7 en punto de la noche, con apuro terminó la sopa y salió corriendo a su cuarto. De regreso, traía un viejo receptor de radio que hablaba en una lengua desconocida para mí. Estiró la antena y se sentó en un banco a las afueras de la casa parroquial. Aquí es donde mejor se capta, me dijo. De vez en cuando, reorientaba la antena para seguir escuchando el noticiero de Radio Holanda, emitido desde Amsterdam a más de 8.000 kilómetros de distancia. Yo solté una carcajada. Nuestra radio de FM con 5.000 watts jamás viajaría los escasos 500 kilómetros que separaban Puerto Ayacucho de Maroa, y él estaba ahí, sentado, enterándose de las últimas noticias de su país natal. Realmente, la onda corta no es tan corta.

Radio OC
Radiorreceptor de Onda Corta. Imagen Stefan Kühn.
El radialista costarricense Rohanny Vallejo te explica aquí
cómo construirte uno tú mismo. http://rohanny.blogspot.com/

La banda de onda corta ha sido la preferida por las emisoras internacionales que querían transmitir más allá de sus fronteras. También se la conoce como SW, por su nombre en inglés, shortwave.

La OC maneja frecuencias entre 2.300 Khz (banda tropical) a los 26.100 Khz. Estas frecuencias pertenecen a la banda de HF, Altas Frecuencias. Es el rango del espectro que va desde los 3.000 Khz. (o 3 Mhz) a los 30.000 Khz. (o 30 Mhz).

Son ondas de inmenso tamaño con una propagación principalmente ionosférica. Por este motivo viajan tantos kilómetros sin cansarse, sobre todo, por las noches. Además de emisoras internacionales, estas bandas de HF son muy usadas por radioaficionados. Con equipos de buena potencia pueden obtener contactos y comunicaciones con otros colegas en cualquier parte del planeta.(1)

Las radios en OC tienen ahora una competidora inesperada, la radio en línea a través de Internet. Algunas emisoras de esta banda han preferido abandonarla y subir sus señales a la Red, principalmente, porque transmitir en OC es muy costoso. Al alto precio de los transmisores hay que sumar lo que se paga de luz y el gran entramado de antenas que se necesita para tener cobertura mundial.

 ¿SE MUERE LA ONDA CORTA?

El riesgo de hacer este tipo de predicciones sobre tecnología es que casi siempre uno se equivoca. Las radios en Onda Corta tienen larga data. Comenzaron para difundir noticias al mundo sobre lo que pasaba en los países más grandes o con más poder económico. Para eso, distribuían sus señales en diferentes idiomas. La mayoría de estas emisoras pertenecen a los sistemas públicos de cada país. Las más conocidas han sido el servicio mundial de noticias de la BBC Británica, Radio Exterior de España, Radio Francia Internacional, Radio Nederland, La Voz de América, Radio Habana  Cuba, la Voz de Rusia… Las iglesias también se percataron del potencial de la onda corta para extender sus mensajes y, por ejemplo, Radio Vaticana transmite al mundo en esta banda en múltiples idiomas. En América Latina, la emisora evangélica HCJB tiene en Quito su centro de operaciones para todo el continente, y otros transmisores están en Australia.  

La Guerra Fría marcó un hito en el uso de la OC. El telón de acero era un muro invisible que las ondas electromagnéticas cruzaban de lado y lado. Mensajes desde Rusia o la Alemania del Este eran enviados fuera de sus fronteras con la intención de contrarrestar el aparato informativo estadounidense y europeo.  En países como España, bajo la dictadura de Franco, muchos opositores escuchaban clandestinamente las noticias que llegaban de fuera por onda corta y que informaban lo que los medios fascistas no querían contar. Lo mismo ocurrió durante las dictaduras latinoamericanas en Argentina o Chile.

Las ondas cortas han sido asociadas en múltiples ocasiones a los migrantes. Personas que tenían en estas transmisiones el único vínculo con sus países de origen. Ahora, con los correos electrónicos y las páginas Web, es difícil dimensionar la importancia que tuvieron en el pasado este tipo de radios. Las cartas se demoraban en llegar de un lado al otro del océano. Los migrantes o exiliados pasaban meses sin saber absolutamente nada de sus parientes. Poder comprar un receptor de onda corta era regresar imaginariamente a sus países.

La llegada de los satélites y, sobre todo, de las radios en Internet replanteó las cosas. Muchos gobiernos sacaron cuentas y vieron que estos servicios no eran rentables. El costo de la electricidad que consumían los transmisores y el abultado personal para emitir en varios idiomas obligó a cerrar muchas radios de onda corta, por ejemplo, Radio Suiza Internacional en el año 2004.(2) Otras muchas están recortando transmisiones y seguirán la misma suerte.

Aunque hay tecnologías digitales, como la DRM Digital Radio Mondiale que prometen mejorar la calidad a niveles de FM, la OC no tiene buen pronóstico. Esto no significa su desaparición total. Sus competidores, los satélites y la radio en línea, tienen la desventaja de no ser gratuitos. Por el satélite hay que pagar una cuota de suscripción y para la radio on-line  se requiere ordenador y acceso a Internet. En cambio, no cuesta nada sintonizar la OC (a parte del costo puntual del receptor y lo gastemos en baterías). Tal vez eso le dará un respiro algunos años más. Veremos. O mejor dicho… ¡escucharemos!


 Notas

(1) Los radioaficionados registran sus contactos mundiales con las QSL. En el código Q, que se compone de siglas de tres letras y se utiliza en comunicaciones entre radioaficionados, significa acuse de recibo o confirmaciones de recepción de transmisión. Si transmito desde Bogotá y alguien dice recibirme desde Australia, me manda una carta sellada desde el otro continente con su código de radioaficionado y así van sumando QSL en todo el mundo. International Amateur Radio Union (IARU) - http://www.iaru.org/

 


Manual para Radialistas Analfatécnicos - Santiago García Gago
http://www.analfatecnicos.net
- santiago@analfatecnicos.net
Web y Publicación realizada con el apoyo de UNESCO, Radialistas.net y Radioteca.net

Derechos Compartidos bajo una licencia
Creative Commons, Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/3.0/es/

Lo puedes usar, copiar, difundir y hacer obras derivadas bajo las siguientes condiciones:
Citando la fuente, es decir al autor que lo escribió y el nombre del texto.
No se permite un uso comercial de la obra. Si alteras o transformas el texto para generar una obra derivada,
sólo puedes distribuir la nueva obra bajo una licencia idéntica a ésta, es decir, con derechos compartidos.

Todos los artículos, materiales, software o fotografías incluidas en el Manual o en el DVD-Kit y que pertenecen
a otros autores tienen sus propias licencias de distribución. Sólo están recopilados en esta obra con carácter divulgativo.
Los que tengan algún tipo de derechos de autor o copyright lo siguen manteniendo y no están afectados
por la licencia Creative Commons con la que se ha publicado el Manual.